Tenía que cumplir un reto, y ese era el de seducir a un tío cualquiera que conociera o viera en la calle. Parecía algo complicado ya que ella no tenía lo que se llama un cuerpo perfecto. Se trataba de una chica gordita, con bastante carne. Eso si, con dos buenas tetas y bastante extrovertida. Tal vez esas fueron las razones que hicieron que pudiera llevarse a un jovencito a su casa. Allí con sus cámaras grabando se pudo ver como consiguió follárselo en la cocina. Reto superado.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 8.201 vistas