Hacía tiempo que no tenía sexo, es algo que inexplicablemente le sucede a muchas mujeres obesas. Tal vez por los estereotipos modernos o tal vez por el que dirán, sin embargo se pierden algo increíble. Una mujer con obesidad mórbida es una bomba sexual, cuando consigues penetrar a una mujer de este tamaño (a veces es algo complicado) te das cuenta de lo fogosas, calientes y ardientes que son estas zorritas con sobrepeso extremo. Ella primero se muestra desnuda, no todos los días se ve a una mujer tan grande, pero poco tarda el tío en metérsela en su enorme y gordo coño. Sus tetas son sencillamente gigantescas y su barriga descomunal. Finalmente se corre en la cara de la mujer, aunque si se hubiera corrido dentro y la hubiera dejado preñada es muy posible que no se hubiera percatado hasta parir.

Detalles del vídeo

Duración: 08:00
Visualizaciones: 33.984 vistas