El caso de estas hermanas con obesidad mórbida es curioso, ya que no solo han heredado su evidente sobrepeso sino además lo viciosas que son. El hecho de ser extremadamente grande no hace que sientan menos deseo sexual, tal vez al contrario. Lo extraño de este vídeo es, aparte de que se lo montan en trío con un tío bastante flaco, es que no les importa hacerlo juntas. Da gusto ver como con sus enormes cuerpos atrapan al pobre chico, que bien podría haber muerto asfixiado, pero que aguanta como un campeón follándose a las dos cerdas a la vez.

Primero empiezan demostrando que saben perfectamente como hacer una mamada, pero lo que ellas quieren es que las penetren. No muchos hombres están dispuestos a tener sexo con ellas, a pesar de que el fetiche de muchos tíos es montárselo con dos hermanas al mismo tiempo.

Detalles del vídeo

Duración: 08:16
Visualizaciones: 31.953 vistas