La pillé viendo porno en internet, lo cual me dio a entender que sería fácil follármela. No me equivocaba, la cerda estaba bastante cachonda. Me saqué el rabo y se lo empezó a comer, menuda mamada me hizo la muy puta. Después de esa chupada la putilla se echó en el sofá y se abrió todo su coño para mi. Estaba claro que es lo que quería que hiciera, que penetrase su vagina depilada y caliente.
Luego la puse a cuatro patas para sentir como se movían sus tetazas mientras le daba duro. Las tetas muy grandes como las de ella me encanta, por eso cuando me follo a alguna tetona siempre suelo acabar corriéndome en sus pechos. Esta vez no fue tampoco una excepción, por lo que le dejé sus pechos llenos de semen.

Detalles del vídeo

Duración: 10:09
Visualizaciones: 29.450 vistas